Froome se cae del Tour

Hasta luego Christopher. ¿Te veremos en la Vuelta?

Hasta luego Christopher. ¿Te veremos en la Vuelta?

Tres caídas en dos días han eliminado a Chris Froome de toda posibilidad de defender su triunfo en 2013. Si le sumamos la caída que ya sufrió en Dauphiné, ya son 4 caídas en sus últimos 8 días de competición. Lo nunca visto en Froome. Sin duda las dos últimas caídas de hoy pueden guardar relación con su posiblemente maltrecha muñeca desde que tocó el suelo ayer.

Lo curioso es que el abandono de Froome se produjo antes de la batalla sobre los adoquines. El peloton iba a fuerte ritmo, y quizás el suelo mojado y una merma de equilibrio por su dolorida muñeca hicieron el resto. 2 veces. La actitud del equipo para esperarle y enlazar ya se apreció anormal. Para mí, muy anormal siendo Chris Froome. En la etapa 4, tras su caída se observa como en lugar de quedarse inmediatamente todo el equipo para reintegrarlo solo se quedan 2 compañeros para tirar de él: Eisel y David López.

En las caídas de hoy más de lo mismo. Al principio de la etapa. En la primera se levanta y continúa. En la segunda caída, hasta dos Sky pasan por al lado de Froome y Zandio, el único que permaneció, y ni siquiera paran al ver a sus coches y compañeros como se puede apreciar en el vídeo: http://www.rtve.es/alacarta/videos/programa/video-caida-abandono-chris-froome-etapa-del-tour-2014/2651712/. Inmediatamente Froome se sube al coche y abandona. Evidentemente alguna orden se había dado desde el equipo para que dos compañeros pasen por su lado como si nada.

Ha sido el hecho más determinante de la etapa de hoy, incluso más que la ventaja obtenida por Nibali. Aunque si finalmente gana el Tour el italiano gracias a la renta de hoy, puede ser ésta la clave de la carrera.

El campeón, que arrasó la temporada pasada allí donde corrió, como un año antes hizo su compañero de equipo Wiggins, se queda eliminado de la carrera. Para muchos probablemente el gran favorito final. Esto vale más, por ahora, que la renta obtenida por Nibali, sin hacer a esta de menos, nada más lejos.

Es realmente lamentable que no podamos ver a Froome defendiendo en la carretera su dorsal 1, que sea un hecho así el que lo borre del mapa.

El inglés y keniata, no era para mí el favorito este año, y hubiera sido mucho más bello, deportivamente hablando, que perdiese su reinado en las carreteras francesas que de esta forma tan triste y fugaz. O mantenido su reinado, quien sabe. Yo me aventuré a pronosticar que lo perdería. Estas eran mis razones:

Una temporada de altibajos, irregular, en la que desde aquel lejano Tour de Omán de Febrero, no había conseguido imponerse a sus rivales, excepto en el Tour de Romandía, (sin Contador y otros) y en 2 etapas del reciente Dauphine. Pero de que manera volvió a la senda del triunfo: En Romandía, Le Journal du Dimanche, periódico francés, publicó que lo había hecho compitiendo con una autorización médica de la UCI (TUE) para tomar corticoides, puesto que venía de abandonar 2 días antes la Lieja-Bastogne-Lieja por una infección pulmonar. En las dos primeras etapas de Dauphine (Prólogo y final en alto) donde ganó con autoridad, se difundió una imagen suya utilizando un inhalador justo antes de la ascensión final en plena carrera. ¿Es normal que un corredor enfermo y medicado con sustancias, de lo contrario prohibidas, gane carreras?

A partir de este momento en el que ambas polémicas saltan a la palestra de manera conjunta, Chris Froome pierde su autoridad en la Dauphine, viéndose superado por Contador en la penúltima etapa, y hundiéndose definitivamente en la última.

Richie Porte es el nuevo líder del Sky en el Tour. ¿Despegará?

Richie Porte es el nuevo líder del Sky en el Tour. ¿Despegará?

Desde este preciso instante, deja de ser mi favorito al Tour claramente, leyendo además los mensajes entre líneas que el protagonista y su equipo iban sembrando. Sin embargo, lamento mucho que no sea la carretera la que pueda hacerle ganar o perder, y que perdamos la posibilidad de vivir ese momento de otra forma mucho más emocionante.

LA ETAPA DE PAVÉS DE ARENBERG…

Es una pena arrancar un post de esta manera, tras haberse disputado una preciosa etapa; memorable. Se recordará durante muchos años, y mucho más aún si finalmente gana el Tour Nibali, o incluso Contador, por aquello de remontar.

La etapa estuvo profundamente marcada por la climatología: Lluvía y además frío. Las peores condiciones para rodar sobre el pavés. Dicha lluvía multiplicó el factor determinante del propio adoquinado. La etapa fue preciosa, una auténtica batalla por llegar a meta lo antes posible. Una lástima que como consecuencia inevitable de las circunstancias mencionadas se produjeran muchas caídas, sin embargo, lo positivo es que todos terminaron la etapa (excepto Froome), no hubo más abandonos. De hecho la de Froome se consumó fuera del empedrado. Incluso se puede decir que aunque haya marcado diferencias en la general, éstas no han sido mayores que cuando por ejemplo hay una contrarreloj individual larga. Ni mucho menos. Todos los hombres fuertes están en poco más de 2’30. El único de ellos en quedar fuera de la lucha ha sido Froome, y puede que lo hiciera ayer y no hoy, todos los demás andan ahí.

Lo que se vio sobre el asfalto y piedras mojadas fue una exhibición de Astana. No solo fueron el equipo más fuerte y lo demostraron, por encima sorprendentemente de Omega-Pharma, equipo especialista que llegó al final con Kwiatkowski, Trentin, Renshaw e incluso Martin. También estuvo por encima de Belkin, de Giant, de Lotto, de Trek…de hombres como Sagan, Cancellara o Vanmarcke. Esto es una auténtica exhibición. Muy especialmente de 3 de ellos: Westra, Fuglsang y Nibali. De no haber sido por Boom, el ganador de hoy, que consiguió cazarles cuando cortaron a todos los demás. De no haber sido por Lars Boom, hoy hubiéramos asistido a un triplete en meta, en solitario, de Nibali-Westra-Fuglsang. Imaginan la escena de los 3 entrando abrazados y solos. Brutal.

Fotograma captado en línea de meta

Fotograma captado en línea de meta

Es muy importante subrayar que ninguno de ellos es especialista en el pavés (Hasta hoy, claro). Hasta el punto de que Nibali o Fuglsang jamás han corrido una Paris-Roubaix o un Tour de Flandes. Westra por su parte tiene en un 78º su mejor registro en Flandes y un paupérrimo abandono en su única salida en Roubaix.

Muy destacable también el 9º puesto, del maillot de la montaña Cyril Lemoine, por delante de todos los demás grandes favoritos. Otro que no sabía de piedras.

Astana ha mostrado quien es el más fuerte por ahora, lo ha exhibido. Tiene un muy potente equipo para arropar a su líder y amarillo. Un corredor, el tiburón, que si algo le caracteriza es que siempre es combativo y lo da todo. Yo siempre quiero que Nibali esté en una carrera.

Ahora el Tour se presenta con un escenario en el que el máximo favorito en pista, Alberto Contador, debe recuperar tiempo respecto a todos y cada uno de sus rivales, hasta llegar a los 2:37 que le separan con Nibali. Y en medio de ese baile, habrá que ver como se mueven Talansky, Van den Broeck, Van Garderen, Valverde, Bardet, Rui Costa, Mollema, Pinot o el nuevo líder del Sky: Richie Porte, que al igual que Chris Froome, es conocido por su hipocorístico nombre en anglosajón, que suena más bonito que Richard Porte o Christopher Froome.

Buen marketing, si señor. Al hilo de esto: me chirría cuando veo en un listado el nombre con los dos apellidos de un corredor español entre el nombre+apellido del resto. ¿No podrían omitirlo? Que alguien les diga que en España nadie entona un “Alberto Contador Velasco” o un “Joaquin Rodríguez Oliver”. De hecho a este último simplemente le llaman vulgarmente Purito. ¿Se lo imaginan rotulado en pantalla? Groupe Purito. O Pencas. Pues no.

 

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*