La misma película con el final de siempre

juliocesarchilePartidos cortados por el mismo patrón. La misma película de siempre, repetida sin concesiones a la sorpresa. El fútbol sigue igual. La quiniela más fácil se cumplió y todas las grandes eliminaron a sus rivales pequeños, pese a la pujanza de selecciones como México, Chile, Argelia, EEUU o Nigeria. Así han sido los octavos de final del Mundial.

De una manera casi idéntica: Sufriendo hasta el final, en 5 ocasiones rozando la agonía con la prórroga y en 2 con los penaltis. Con los porteros de los equipos pequeños sobresaliendo y salvando ocasiones: M’Bohli, Howard, Navas, Ochoa, Bravo, y Benaglio, están siendo los porteros más destacados del campeonato. Y con esos mismos equipos aspirantes a la sorpresa perdonando ocasiones decisivas, para ser ajusticiadas después. Muchas ocasiones, muchas paradas, y los goles para el final, cuando el físico comienza a derrumbarse.

El género de la película fue la tragedia; las humildes cedieron tras darlo todo y rozar la gesta frente a las favoritas. La ley no escrita se cumplió una vez más a rajatabla: si perdonas, acabas sentenciado.

Con el Alemania-Argelia o el Argentina-Suiza se refuerza esa sensación. Sabes que al final, de alguna manera, Argentina o Alemania van a ganar ese partido. Ya hemos visto esa película.

Brasil, Holanda, Alemania, Francia y Argentina ya están en cuartos, aunque todas han debido sufrir sin excepción.

Se veía venir: Alemania ganaría ese partido al final.

Se veía venir: Alemania ganaría ese partido al final.

Los dos que mueven a Argentina.

Los dos que mueven a Argentina.

SE ESFUMAN LAS POSIBILIDADES DE UN MUNDIAL UNDERGROUND

Tras el éxito de las selecciones americanas en la fase de grupos, y la caída de potencias como España, Italia o Inglaterra, parecía que en Brasil podíamos asistir a una revolución de esas selecciones que partían como segundas o terceras espadas. Los octavos de final no han tenido piedad con ellas cuando se han enfrentado a una selección grande, pero todavía quedan Colombia, Costa Rica y Bélgica para demostrar que algo sí que ha cambiado.A continuación, breve resumen de cada película. Un dèja vu:

  • Brasil superó a Chile de la forma más agónica imaginable, más aún con la presión que tiene la canarinha encima. Por penaltis, sufriendo en la segunda parte, sin juego y viendo como el chileno Pinilla mandaba un tiro al larguero en el último suspiro de la prórroga. En los penaltis consiguió deshacer el enredo en que la roja les había metido. Gran partido de los porteros, Júlio César y especialmente Bravo. El primero obtuvo un respaldo moral muy importante tras pasar la ronda de penaltis, a la que entró emocionado, casi llorando. El chileno Bravo, tras un gran partido, no pudo convertirse en el gran héroe tras los penaltis. Otra vez victoría de la grande, sufrida, ante una gran aspirante que perdonó en los momentos clave.
  • Holanda derrotó a México, que ha demostrado que no es en absoluto inferior al combinado oranje. Hasta casi el descuento llegó la tri con ventaja en el marcador y habiendo jugado mejor. Los de Van Gaal, con un pésimo juego, aprovecharon la oportunidad que les concedió México en los últimos minutos: encerrarse atrás cediendo el balón y toda la franja de mediocampo y tres cuartos al rival, cayendo en la misma trampa de siempre, la del miedo. Brindó la oportunidad a que un rival sin fútbol, pudiera acercarse y meter balones en su área. Primero un rechace de Sneijder que recoge solo y fusila, y luego en el último suspiro, un penalti arrancado por Robben que transforma Huntelaar. Adiós a México, cuando estaba a punto de desbancar al poder europeo. Puede que fuera el partido más feo de octavos, con la inestimable colaboración tulipán.
  • Francia derrotó a Nigeria con sufrimiento, y sin decidir hasta el final. Con polémica arbitral, por un penalti no señalado a favor de los africanos y perdonando la roja a Matuidi incluída. Nuevamente partido de porteros, esta vez Enyeama, el nigeriano, a pesar de su error en el primer gol de los galos. Las águilas verdes plantaron cara, jugaron un buen partido, pero les faltó definición y suerte. Otra vez pasó la favorita y cayó la aspirante.
  • Alemania eliminó a la presuntamente débil Argelia, a la que muchos daban por goleada antes de empezar. Nada más lejos de la realidad. El combinado norteafricano hizo sufrir de lo lindo a la selección que probablemente mejor juega en Brasil 2014. Dominándola en casi toda la primera parte. Y perdonando, como dicta el guion del fútbol. También salvando, en otro partido de porteros: Fantástico Neuer, actuando casi de libre, y prodigioso M’Bohli. Partido precioso, de ocasiones, ritmo, emoción, alternativas, hasta que en la prórroga, cuando el físico de los argelinos se desmoronaba, lo sentenciaron los de Löw. En los últimos instantes Argelia tuvo tiempo para dos jugadas: El gol del 2-1, y un balón lejano colgado al área que acabó atrapando Neuer, dándole emoción al último segundo.
  • Bélgica acabó con el sueño americano en Brasil, pero también necesitó de prórroga para ello. Terminó pidiendo la hora. Bonito partido, en el que los belgas partían como favoritos ante EEUU, aunque con el matiz de que no son una grande como Alemania, Holanda, Francia, Argentina o Brasil. Acabaron imponiendo su superioridad dejando los goles para la prórroga, cuando el físico ya estaba por los suelos, y Lukaku, recién entrado se encargó de aprovecharlo. 2-0 se pusieron los diablos rojos. La Estados Unidos de Klinsmann, cuando nadie lo esperaba sacó lo último que le quedaba de fuerzas para marcar el 2-1 y rozar el empate en una clarísima ocasión al final. Ya tuvieron otra muy clara en el último minuto de partido, que de haber aprovechado les habría metido en cuartos. Perdonaron. Bélgica, por su parte, tuvo muchas ocasiones en el partido. Howard, el portero estadounidense fue un muro, una y otra vez.
  • Argentina tuvo que esperar al minuto 118 de la prórroga para superar a Suiza, Di María y Messi mediante, como no. Ha mejorado la albiceleste pero sigue sufriendo. Suiza tuvo sus ocasiones, y adivina adivinanza: perdonó. Y como no, mejor actor principal para el portero suizo Benaglio, que contuvo el 0-0 casi hasta los penaltis. Marcó Di María en el 118′, y en el 120′ el suizo Dzemailli remató de cabeza al palo, el rebote le da en la pierna en boca de gol y se marcha fuera para cumplir las exigencias de guion.
  • Costa Rica y Grecia también firmaron un partido agónico, y de ocasiones para ambos, hasta llegar a los penaltis. ¿Partido de porteros? Pues sí, por supuesto. Keylor Navas, destacó y salvó a los ticos, que quizás partían con un ligero favoritismo por como se habían clasificado ellos respecto a Grecia. Con 10 jugadores, Costa Rica aguantó el 1-0 hasta el final de los 90′, cuando empataron en el descuento los griegos. Prórroga, agonía costarricense destrozados del esfuerzo y penaltis, en los que Navas sacó una mano decisiva en el cuarto. Se medirán a Holanda en cuartos.
  • Solo Colombia consiguió saltarse el guion de los octavos de final del Mundial de Brasil. Superó por dos goles de ventaja a Uruguay sin esperar al final. Sigue completando un gran campeonato y espera a Brasil, aspirando a dar la sorpresa y el gran golpe. En su plantilla solo figuran dos jugadores de la Liga BBVA: Carlos Sánchez, medio defensivo del Elche y titular, y Carlos Bacca, el delantero del Sevilla, que aún no ha debutado.

Argelia lo dio todo, perdonó y abrazó su destino: caer eliminada ante Alemania.

Argelia lo dio todo, perdonó y abrazó su destino: caer eliminada ante Alemania.

Tim Howard, portero del Everton y de EEUU, no pudo evitar la derrota ante Bélgica. Ha sido 2 veces "Man of the match", ayer y contra Portugal.

Tim Howard, portero del Everton y de EEUU, no pudo evitar la derrota ante Bélgica. Ha sido 2 veces “Man of the match”, ayer y contra Portugal.

 

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*