La visión de futuro de los “Elegidos”

Bartomeu, con las manos limpias.

¿Elecciones? Espérate…

Como ya indica el título, este artículo habla superficialmente de la gestión del club y de la toma de decisiones, siempre comprometedoras para el futuro, de los “Elegidos”; que no son otros que la actual directiva del F.C.Barcelona presidida por Josep Maria Bartomeu, y que no fue elegida por sus socios; ya que estos votaron a Sandro Rosell.

A pesar de ello, y de los escándalos vergonzantes a los que han sometido al club, y que costaron la dimisión del electo Rosell en su día, anuncian que seguirán al frente hasta 2016 porque los estatutos lo permiten, pero que harán cambios en la estructura deportiva, que es la que ha fallado, no en la suya.

Con el F.C.Barcelona a un punto del Real Madrid, en la jornada 33 de la liga BBVA, y con todavía opciones de alcanzar al gran favorito en este momento, el Atlético, los medios de comunicación, aficionados y directiva, ya dan por perdida la temporada culé y hablan de renovación.

Quedan pocos partidos, es cierto, y las posibilidades pasan por ganarlo todo y que el Atlético pinche en 2 de los 4 partidos que le quedan (Y el Madrid en uno). Vistas las inercias que llevan los todavía 3 candidatos, parece difícil la campanada del Barça.

Sin embargo, aunque complicada, hay quienes ya se han encargado de lanzar el mensaje de la derrota. Y de dar por terminada la temporada.

Y aquí ya no hablamos del mensaje derrotista, decepcionado o descontento de algunos aficionados, o de la propia prensa culé, que ya hace días que ha dictado sentencia. No. Aquí hablamos del mensaje de su actual presidente: Josep María Bartomeu. Este mensaje.

¿Y qué ha pasado para que en tan poco tiempo, el equipo más alabado del mundo, haya pasado a vivir una situación de “crisis” y a recibir los reproches de su afición y medios de comunicación?¿Y para que de repente suenen las típicas alarmas futboleras que siempre conducen a remedios vehementes?

Al: este no corre, este es un vago, el otro es viejo, y aquel no se muy bien porqué pero que se pire también. Ahora me gasto 50 kilos en estos dos que tienen cartel. Y entrenador nuevo. Ya tenemos proyecto.

Pues bien, todo esto comenzó a gestarse cuando el “gran ejecutivo” Sandro Rosell fue elegido presidente del club.
Heredando una estructura que venía rodada, todo parecía ir bien. Hasta que empezaron a tomar esas decisiones propias de “gran ejecutivo” que es Sandro, o de “grandes directivos”, por extensión a sus colaboradores.

La sucia jugada con Abidal, al que viejo y recuperado de un cáncer, no les importó traicionar a pesar de todo lo conseguido con el club y de su regreso a los campos, ¡Volviendo a ser titular!, solo fue una de ellas.

Posteriormente sus dotes de “gran directivo”, decidieron hacer todo lo posible por traerse a la estrella del fútbol brasileño, Neymar. A costa de engañar a sus socios y ocultarles todo lo que había detrás de la operación. Otra mentira. A costa de incurrir en (más que) presunto delito fiscal, por el cual el club tuvo que pagar 13,5 millones a Hacienda para pactar el cierre de la causa.

La “víctima” de todo esto, Sandro Rosell, dimite. Sin embargo las consecuencias de sus políticas ya están en marcha.
¿Cómo pensaban estos “grandes ejecutivos” que iba a encajar en la plantilla, la más laureada y la mejor de la historia del club, que de repente, se gasten casi 100 millones de euros para traer a una perla brasileña de 21 años, que además llega cobrando más que el resto?

Desde fuera suena a grave falta de respeto a los Xavi, Iniesta, Valdés, Pedro…que debieron flipar.

¿Era necesario fichar a Neymar como fuese? En una plantilla donde hay excelentes extremos como Pedro o Alexis, donde va progresando Tello, donde se tiene a uno de los mejores futbolistas en las categorias inferiores de la selección y del club, Deulofeu. Donde por rizar el rizo ha jugado Villa, con el que ya no se contaba; Iniesta, cuando otros ocupan su posición como interior, o incluso Messi, que explosionó jugando de extremo derecho a pierna cambiada.
No hablemos ya de las cualidades ofensivas de sus laterales: Jordi Alba o Dani Alves, que en más de una ocasión se han pegado a la cal por su costado para abrir el campo y soprendiendo como extremos, y no mencionemos a otros jóvenes talentos que destacan en las categorías inferiores como Adama, Dongou, Munir….

Así pues, con esta lista, y suponiendo que apuestas por una cultura de cantera y formación, por una filosofía que tus más ilustres barcelonistas han defendido y apoyado, y que te ha llevado al máximo nivel que un club haya alcanzado nunca… ¿Es una buena decisión el fichaje de Neymar?

No quita ello que Neymar es un buenísimo jugador, con cualidades para alcanzar el máximo nivel Mundial, que por cierto lo había alcanzado ya el año de la Copa Confederaciones de Brasil.

Esta gestión puede suponer, además del desembolso que conlleva, un grave problema en el vestuario, un mensaje difícil para la filosofía de la cantera, una operación opaca para el socio, con mentiras, irregularidades y problemas con la justicia y Hacienda…y toda la polvareda que ha levantado, y que todo el mundo sabe que en el fútbol siempre resta deportivamente.

Esta misma gestión se realiza al tiempo que no se llega a un acuerdo para renovar a Messi, que costó renovar a Iniesta, que Valdés no quiere ni oírles, o que Thiago vuela con Pep.

Al tiempo que el equipo quizá necesita reforzarse en otras posiciones, que no son la de extremo.

Esta es la gran visión de futuro y la gran capacidad de gestión que tiene esta directiva con perfil de “alto ejecutivo”, aludiendo al más casposo término de la expresión.

Pues bien, después de esta jugada maestra, la directiva que no ha conseguido que jugadores como Valdés o Puyol se retiren en el club, y que la gran cantera que tienen y de la que tanto presumen sea ignorada e infravalorada, dejando marchar a Thiago Alcántara o Sanabria, o cediendo a Rafinha y Deulofeu, mientras se gastan 100 millones en un futbolista que les cierra las puertas; esta misma directiva, ahora con el presidente no-electo Bartomeu a la cabeza, no solo no dimite y convoca elecciones que legitimen el nuevo proyecto, más aún después de sus artimañas opacas, sino que anuncia que seguirá hasta 2016.

¡¡¡Y no solo eso!!! Tiene la cara de anunciar una “profunda renovación” en el club, que evidentemente no pasa por ellos, por supuesto.

Pues bien, veamos que renovación trae la “gran ejecutiva”, que provoca que se larguen Guardiola, Abidal, Thiago, Valdés o Puyol. Que ha engañado a sus socios. Que se aferra al poder del sillón. Que ha sido sancionada por la FIFA. Imputada por delito fiscal y querellada por apropiación indebida.

Quizás sea esta. El precioso proyecto del Espai Barça. Cabe destacar que lo ha apoyado 71% de los socios que han votado. Han votado el 31% del censo.

Un proyecto que es precioso, indudablemente. Y que por lo faraónico de su dimensión y de su coste, hace pensar en otros proyectos faraónicos que se han hecho en los últimos años, por otros grandes “directivos” públicos o privados. Como el del club que tiene dos estadios, y al que tan bien le ha ido desde que también tuviera a su “gran ejecutivo” enladrillado.

Llama poderosamente la atención que la información del nuevo Espai Barça disponible en la web del club sea tan resumida, epecialmente la relativa a costes y financiación, y que ofrezca unas cifras tan redondas de los costes: 600, 200, 40, 60 millones….que invitan a pensar muchas cosas, no precisamente claras. Eso sí ya han hecho la votación y ganó el SÍ. Esperemos que se amplíe esta información sobre el nuevo proyecto, porque yo desde luego no me atrevería a presentar esta media carilla de mierda, con cifras redondeadas a decenas o centenas de millones de euros, como trabajo en la universidad. Ni en la ESO tampoco. Para un proyecto de 600 millones. Así de redondos: seiscientos. Los gráficos muy chulos, con los colores corporativos.

Mientras tanto, los socios del Barcelona, que son sus dueños o deberían serlo, son los que deben reflexionar sobre que está pasando y porqué.

O sencillamente, pueden creer que hay manos negras, quen intentan derribar el trabajo brillante de “los grandes ejecutivos”.

————————————————————————————————–

Otra mano negra se cierne sobre el pulcro trabajo de Sandro Rosell (Artículo original en inglés del Telegraph)

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*