No es ningún drama (España)

ES DEPORTE

Los IntocablesLas señales hay que saber captarlas. No es fácil dejarse guiar por ellas, de hecho, prácticamente nadie se atreve a hacerlo, pero a posteriori siempre existe quien las recuerda. Las señales y las tendencias. Las tendencias son matemáticas, si representamos gráficamente los datos, obtendremos una curva donde podremos verlas reflejadas. Seguramente podremos apreciar en ella ciclos, más o menos estacionales.

Las tendencias, también llamadas inercias en argot futbolero, indicaban claramente que la Selección Española había alcanzado la cresta de la onda, y no de cualquier manera, no: ganando 2 Eurocopas y 1 Mundial consecutivamente.

Y, la realidad en su vertiente abstracta es matemática (estadística), lo cual nos dice que no se puede permanecer en la cresta eternamente, sino que el ciclo tiene su fase de contracción, su valle, para poder luego regresar a la cima nuevamente.

La cresta en la que se había logrado instalar la selección de fútbol española de Aragonés y Del Bosque, era tan alta y se había mantenido en ella por tanto tiempo, que desafiaba a todas las leyes por muy reales o intangibles que fueran, de manera que la tendencia comenzó a indicar que comenzaba una fase de caída. La temporada pasada en la Copa Confederaciones, Brasil ya avisó de la “tocabilidad” de España, dándole un buen repaso en el marcador a base de presión asfixiante que no dejaba darse la vuelta a los jugones y velocidad y físico, para terminar aplastando.

Poco a poco hemos ido viendo como los rivales de España iban copiando planteamientos defensivos. Fundamentalmente son 2: encerrarse muy cerca de su área formando un muro casi infranqueable de jugadores en el que rebotar una y otra vez mientras entregan totalmente la posesión, las ganas de jugar a fútbol y las posiblidades de ganar. Tipico de selecciones muy inferiores, como El Salvador; ese gran sparring de hace unas semanas.

La segunda, se ha demostrado más efectiva y comenzó a calar cuando Mourinho, tras tropezar y mucho contra el Barcelona, optó por no retrasarse tanto, sino adelantar unos cuantos metros la presión para que no le encerrasen, y juntar al equipo en muy pocos metros de campo concentrados en la medular y los 3/4, donde se fabrica casi todo el fútbol, reduciendo los espacios y limitando la presión a una zona más pequeña de campo, donde las líneas más juntas, la solidaridad y ayudas, y la presión intensa al recibir para que no se pudiese girar de cara, posibilitaban el robo del balón más adelantado que cuando esta misma presión se efectuaba frente a su área, dando lugar a más llegada en salidas rápidas.

Esta misma táctica o idea se ha ido perfeccionando, y mediante ella Holanda destrozó a España en la primera jornada 5-1.

Chile ya hacía presagiar lo mismo, presión intensa al hombre, más bien adelantada, sin encerrarse, robo y salida rápida. Y ante España, los estados anímicos, las inercias otra vez, que ya venían marcadas fueron determinantes para que la roja americana se llevara el partido. A España no le salió nada, y a Chile con su planteamiento y un poco de acierto le fue suficiente.

El primer gol nace de una jugada en la que como contra Holanda, parece que España es incapaz de alcanzar el balón para cortarlo, como si las piernas de los defensas fueran permeables al cuero, y allí que fue Vargas y aprovechó.

Golpe, desconcentración, todo lo que se quiera decir. No salía nada, la falta de confianza era absoluta, ni un encare, ni un desborde, ni un buen pase en profundidad o a la espalda, ni por arriba ni por abajo. España se empeñaba en tringular en pocos metros cayendo atrapada en la telaraña de Chile, encantada. Y el gol de gracia llegó antes del descanso, en un despeje de Casillas absolutamente desprovisto de confianza en este Mundial, Aránguiz anuló a la vigente campeona.

En el film, los hombres de Eliot Ness son los "intocables" durante un tiempo en su lucha contra el crimen durante la "Ley seca". Sin embargo cuando contraataca Al Capone, se convierten en "touchables". Tendencias, lo que sube, baja.

En el film, los hombres de Eliot Ness son los “intocables” durante un tiempo en su lucha contra el crimen durante la “Ley seca”. Sin embargo cuando contraataca Al Capone, se convierten en “touchables”. Tendencias y ciclos, lo que sube, baja. Y vuelve a subir.

La segunda parte fue un querer y no poder, con la moral casi por los suelos, los de Del Bosque intentaron salvar el honor, sin fuerzas ya, y sin un ápice de confianza en sí mismos. Cuando no fue Busquets, fue Bravo a tiro de Iniesta. Chile aguantó con comodidad sabedora que estaba ya clasificada. Por decir algo, debutó Koke por un desafortunado Alonso, Cazorla, y volvió a jugar Torres.

Maracaná despidió a una campeona antes de tiempo, que se retiró más triste que nunca en muchos años. Pero no es un drama. No debe serlo.

Porque España no había llegado a Brasil 2014 en condiciones de pelear el título, la inercia, el juego, el físico, la moral, y la pura teoría matemática lo hacían muy complicado, además de la cantidad de rivales fuertes y candidatos.

Nadie esperaba caer así, tan pronto y con dos derrotas, mala imagen y un gol average -6 en dos partidos, marcando solo un tanto de penalti. Pero al fin y al cabo en un Mundial lo realmente importante cuando eres una campeona es llegar a la final. Y ganar. Ahora que España ya lo es, tanto valor tiene caer ahora como en octavos o en cuartos: nadie recordaría a España por este Mundial de todas esas formas ( Excepto los holandeses por algún tiempo).

Conviene ahora reflexionar sobre esas señales, y eso es tarea únicamente de su seleccionador sobre este resultado y jugadores. Aunque ahora resulta ventajista, y lo es, hay que plantearse como han llegado física y mentalmente algunos jugadores hasta aquï. Diego Costa ha hecho una gran temporada pero la ha terminado entre lesiones y placentas de yegua, Piqué tras una lesión, Busquets por debajo de su nivel, Juanfran tras otra lesión, Casillas falto de competición y confianza, Torres con escasos méritos para llegar a la lista…. resulta evidente que no este grupo no ha llegado en su apogeo, sino en una fase de tendencia a la baja.

Sumar a esto las bajas de Valdés, Navas o Thiago. Los líos con el futuro de Xavi o Cesc.

La baraja estaba marcada.

Sin embargo aquí no hay una crítica. Del Bosque eligió a su equipo el mismo que ha lucido todos estos años, y estaba en su completo derecho, es más que comprensible, por mucho que cada uno tenga sus preferencias. Con su palmarés no pretendo en absoluto discutir sus decisiones, las entiendo perfectamente. Simplemente no se ha llegado bien y Holanda y Chile han sido mejores.

Las mías básicamente eran Carvajal por Juanfran, Negredo y/o Llorente por Costa/Torres, y tal vez Isco por el lesionado Thiago. Y no juntar a Alonso-Busquets estando como estaban.

La selección tiene un gran futuro por delante, muchos de los mejores futbolistas jóvenes del mundo y poco a poco irán entrando, y obedeciendo a los ciclos, volverán a una tendencia alcista tarde o temprano.

———————————————————————————————————–

Lamentable como tras el discurso de los comentaristas de Mediaset (creadora del Hashtag #larojasípuede) de que hay que agradecer a esta selección, a estos jugadores, lo que han hecho, lo grandes que son, ….blablabla. Va Juanma Castaño a pie de campo y tiene la desfachatez de preguntarle directamente a Del Bosque si se va a pirar, y a Casillas, el capitán de 33 años y que ha estado desafortunado en Brasil, si hay que hacer un cambio generacional.

¿Podemos nosotros pedir un cambio generacional en deportes cuatro? Porque en media hora de programa no me informo de nada.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*