Portugal naufraga rápido ante Alemania

Velahundida
Dos poderosas selecciones, una de las grandes favoritas: Alemania, y una de las aspirantes, la Portugal de Cristiano Ronaldo, el actual Balón de Oro, suscitaban un gran interés en su duelo de hoy en el asfixiante calor húmedo brasileño.

Durante más de 300 años, y hasta 1822, es decir, hace menos de 200, reinaron en Brasil los portugueses; pero hoy, la antigua colonia lusa, les esperaba con un saco lleno de mal fario. Además de un rival, los alemanes, que se confirman como uno de los grandes arranques de este Mundial de máximas favoritas.

Hasta ahora; Holanda, Italia y Alemania, han protagonizado los mejores arranques por juego, resultado, y sobretodo sensaciones, mientras Brasil y Francia, también han arrancado victoriosas, pero sin la contundencia o consistencia de las primeras.

Todo lo contrario que España y Argentina, que han empezado el Mundial aumentando su cuota en las apuestas, sin convencer, o más bien decepcionando, cada una a su manera.

Regresando al partido entre Alemania y Portugal, el resumen es sencillo: Encuentro con poca historia, Alemania superior, jugando bien, y Portugal sin delantero, sin llegada, y gafada.

Los de Joachim Löw, sin Schwensteiger hoy, y con la importante baja de Reus, dominaron el balón y el encuentro con Lahm y Khedira titulares en la medular, con línea de 4 detrás. Sin embargo, a diferencia de Portugal vienen acompañados por futbolistas como Kroos y Ozil, además de Gotze, y Muller arriba.

Con un fútbol combinativo que llevan años trabajando y puliendo, y aprovechando los espacios entre líneas concedidos y algunos errores puntuales superaron con extrema facilidad a los de Bento.

Primero un regalazo de Rui Patricio que casi aprovecha Khedira y luego un penalti dudoso que nunca jamás debió cometer Joao Pereira sobre Gotze. Muller no perdonó; 1-0. Más tarde tras una buen tiro de Nani lejano, Hummels superó a Pepe en el salto y cabeceó un corner magistralmente: 2-0. Y renglón seguido, Pepe hizo su particular tontería que hundió en la miseria a Portugal: Se enreda sacando el balón siendo el último hombre, no se le ocurre dársela a Rui Patricio (No fuera a ser que la pifiara de nuevo) y cuando le presiona Muller le estira el brazo hasta su cara cometiendo falta, el alemán exagera, y como no Pepe acude a encararse con él para recriminárselo. El árbitro no lo dudó: Pepe + jaleo = roja. Un error de Pepe y arbitral los condenó definitivamente a perder.
Y como no, Muller, el delantero que parece estilísticamente de los 90’s, explotó su condición de 9 hoy y muy oportunista le robó un despeje fácil a Bruno Alves para matar el partido. Descanso.

Tras los errores, el penalti, la expulsión de Pepe, la lesión de Almeida, y lo que venía ya de antes: la tendinitis que arrastra Ronaldo y la carencia de un 9 y de un 10; la segunda parte aún le reservaba más disgustos. No tuvo mayor historia, en un partido ya sentenciado, Alemania se relajó y gustó con enormes espacios, Coentrao se lesionó muscularmente (Puede haber terminado su Mundial), el árbitro no señaló un penalti claro sobre Éder, y Rui Patricio tras parar un centro de gol cedió en bandeja un rechace perfecto al hombre del día: Muller, que anotó el 4-0 y su tercer gol, situándose máximo goleador de Brasil’14 por ahora. Ya fue Bota de Oro de Sudáfrica 2010, y lleva 8 goles en 7 partidos mundialistas. Hummels también cayó lesionado al final y podría resultar otra sensible baja para Alemania.

ALEMANIA Y PORTUGAL

Los alemanes, a parte de ser quienes son, han formado con Low al frente un combinado que apuesta por el buen fútbol, sin fisuras, con muy buenos futbolistas en todas sus líneas; el resultado de combinarlos junto con un proyecto que lleva años ya perfeccionándose y que llega a Brasil en plena madurez.

Poco más hay que decir, excepto que presenta la importante baja de Reus, la posible de Hummels, y que aunque hoy ha jugado muy bien y ganado muy fácil, Portugal ha jugado un mal partido y ha estado muy desafortunada (y en inferioridad). Con todo ello, son ahora mismo quizá la selección con mejor relación entre calidad y estado de forma, y la gran favorita junto a Brasil o Italia, y con el permiso de Holanda (Y la gran incógnita española)

Concepto que, de utilizarlo, solo podría mejorar a Portugal, no empeorar

Concepto que, de utilizarlo, solo podría mejorar a Portugal, no empeorar

Portugal es una selección que tiene una plantilla realmente buena, no la mejor, pero realmente buena, y lleva años teniéndola, pero aquello que le falta para llegar al nivel de las mejores es tan importante, que si no rinde al 110% con lo que tiene, acusa inevitablemente el peso de sus carencias, que tradicionalmente son un 9 (o dos..) y una referencia en el mediocampo.

Lo del 9 ya es de sobra conocido. Lleva una década jugando con Nuno Gomes, Pauleta… y ahora Hugo Almeida, Éder o Postiga. Hay muy poco donde elegir y siempre sale perdiendo respecto a las delanteras de un buen puñado de combinados. Es más, si tuviera un delantero a la altura, seguiría echando en falta una segunda opción.

En cuanto a lo del centro del campo, puede pasar más desapercibido si no carga el peso del juego en esta línea como hacen muchos equipos, en función de una forma de juego más similar a la de Brasil de Scolari o muchas otras selecciones y clubs. Sin embargo, aunque tiene centrocampistas de nivel para rendir muy bien con estos estilos, si tuviera un par de medios creativos y talentosos (Un Deco, un Rui Costa…) definitivamente estaría en el primer nivel de candidatas al título.

Pero claro, todo no se puede tener, y a pesar de las carencias, se puede llegar a rey explotando lo que hay. Y si no que le pregunten a los portugueses por Grecia.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*