Rabottini, tercer EPO amarillo

El mayor triunfo de Rabottini, Giro 2012.

El mayor triunfo de Rabottini, en el Giro 2012, ante Joaquim Rodríguez, tras una escapada maratoniana en solitario.

El italiano Matteo Rabottini, ciclista italiano conocido a nivel nacional, y en menor medida en el resto de Europa, dio positivo por EPO el pasado 8 de Agosto en un control sorpresa, según comunicó la UCI el pasado viernes 12 de Septiembre.

Rabottini se dio a conocer tras su triunfo en 2012 de una etapa de montaña del Giro de Italia, su segunda y última victoria como profesional, y la más importante en su palmarés. Aquel día, un desconocido y joven Rabottini, en las filas de un equipo continental italiano, el Farnese Vini, dirigido por el ex-corredor Luca Scinto, logró un triunfo épico en la carrera más importante de su país, una grande, el Giro.

Aquella etapa 15º del Giro de Italia 2012, presentaba un perfil montañoso de 169km, entre Busto Arsizio y la subida al Piano dei Resinelli desde la localidad de Ballabio, un monte de 1280 metros que ofrece unas preciosas vistas de la ciudad de Lecco y el famoso Lago de Como. Una zona preciosa, al norte de la región de Lombardía, cercana tanto a Milán como a la frontera con Suiza.

Perfil de la etapa 15, con final en Piano dei Resinelli.

Perfil de la etapa 15, con final en Piano dei Resinelli.

En un enclave geográfico en la zona pre-alpina difícilmente superable en cuanto a belleza, y en la tercera semana de la carrera más grande de Italia, Matteo, protagonizó una larga fuga de más de 150km, es decir, prácticamente toda la etapa, con lluvia y frío. Se escapó con Guillaume Bonnafond, de AG2R, y lo dejó en el primer puerto del día, haciendo en solitario los últimos casi 100km, para terminar logrando un triunfo precioso y épico, con el añadido que supone conseguirlo siendo un joven y modesto corredor italiano, en su país, y de semejante manera. El héroe de Resinelli, se puede leer en algunos medios italianos refiriéndose a Rabottini cuando dan la noticia de su positivo.

Fue aún mucho más emocionante: Por detrás se formó un grupo de perseguidores que atacaron desde lejos, y entre los cuales se coló Damiano Cunego, que llegó a ser líder virtual de la carrera. Ante este movimiento, el grupo de favoritos con los equipos Liquigas (Basso), Garmin (Hesjedal) y Astaná (Kreuziger), comenzó a ponerse nervioso y a tirar para cazar a los escapados , mientras el grupo de escapados de Cunego, Txurruka, Pirazzi, Losada tiraba y se atacaban en busca de la etapa en la subida a Piano dei Resinelli. La carrera se aceleraba por detrás de Rabottini, que para mayor sufrimiento, sufrió una caída a falta de 17km bajando, en una curva, y con el asfalto mojado por la lluvia. Parecía el mundo contra él, pero se levantó y siguió pedaleando en cabeza y solo.

Vistas desde el Piano dei Resinelli al Lago de Como.

Vistas desde el Piano dei Resinelli al Lago de Como.

Joaquim Rodríguez, atacó desde el grupo de favoritos en el último kilómetro de la ascensión final, y el humilde héroe de la jornada, que ya solo mantenía una renta de segundos con los perseguidores, terminó siendo cazando por el español, que venía lanzado a por la maglia rosa, que ese mismo día se enfundaría. Todo parecía indicar que la gran aventura de Matteo, sucumbiría trágicamente en las vallas, cuando estaba ya tocando el cielo con los dedos, pero para orgullo nacional, el italiano consiguió coger la rueda de Purito y antes de la última curva, cambió el ritmo para superarle, e imponerse merecidamente en esta gran etapa.

Se rumoreó que Purito le dejó ganar. Ahí está el vídeo para que cada uno lo interprete como quiera. A la izquierda versión corta del final de etapa, narrada por los pasionales y exaltados comentaristas italianos. A la derecha, los últimos 20km, donde se puede ver la caída que sufre a 18km de meta:

 

Además de este gran triunfo de etapa, el mejor de su carrera, también lograría subir al podio final del Giro 2012, como ganador de la clasificación de la montaña.

Y volvemos al inicio de este post, que no trataba de la brillante victoria de Matteo Rabottini en el Giro 2012, sino de su positivo por EPO en un control sorpresa, justo antes de comenzar la pasada Vuelta a Burgos ’14, donde el italiano terminó siendo 4º de la general, que ganó Nairo Quintana.

Tras el Giro, disputó carreras como el Tour de Eslovenia (3º) o el nacional (3º) y clásicas italianas. Siempre acabó delante. Como en Burgos. La última parte de la temporada, para Rabottini y su equipo, el Neri Sottoli -heredero del Farnese Vini y Vini Fantini anterior; mismo bloque y patrocinador, aunque con diferentes denominaciones comerciales- pasaba principalmente por las numerosas clásicas y carreras italianas de final de temporada. Es decir, una importante cantidad de carreras del calendario nacional italiano se avecinan a final de temporada. ¿Casualidad?.

La selección italiana había preseleccionado a Rabottini para el Mundial de ruta de Ponferrada, del que ahora ha quedado excluído, lógicamente, al igual que de su equipo.

Pero resulta que el positivo por EPO de Rabottini, es el tercero que se produce dentro de este equipo en poquísimo tiempo. La temporada pasada, en el Giro de Italia 2013, sus compañeros de equipo -entonces llamado Vini Fantini- Danilo Di Luca y Mauro Santambrogio, dieron positivo también por EPO, cuando estaban siendo los más destacados, especialmente el segundo, en su mejor momento profesional. Ya tenía demérito, de por sí contratar a Di Luca, sancionado 2 veces ya por dopaje, para que pitara una tercera.

Lógicamente, algo hay que sospechar del equipo de Luca Scinto, con tres EPO’s pillados en tan poco tiempo y corredores diferentes, siempre sus líderes. Scinto fue ex-corredor entre 1994 y 2002, por tanto no es difícil pensar que conoció la EPO de cerca en aquellos años. A parte de sus victorias, destacó como gregario, especialmente en el triunfo del Mundial de 2002 de Mario Cipollini, con el que puso fin a su carrera.

Hoy mismo, este equipo, el Neri Sottoli de Luca Scinto participará en una de las múltiples carreras italianas de final de temporada: La Coppa Agostoni.

En esta carrera toman la salida modestos equipos italianos como el Nankang-Fondriest, que dirige Simone Borgheresi, gregario de Marco Pantani y ex-ciclista de la generación de los 90’s -como Scinto-, el Area Zero de Massimo Codol, de la misma generación y también ayudante del “Pirata”, Vini Fantini-Nippo con Alessandro Spezialetti (Aunque el equipo tenga licencia japonesa. ¡Vini Fantini!) o Gabriele Missaglia también ex-ciclista en los 90’s en el polaco CCC Polsat.

Todos ellos tuvieron relación con el dopaje, prestando especial atención a la redada de la fiscalía de Florencia en San Remo, en el Giro 2001. Ésta, es la generación que dirige ahora el ciclismo italiano. Fuera, podemos encontrarnos con otros ilustres miembros de esta generación, como Riis o Vinokourov, con un pasado de dopaje histórico, al frente de Tinkoff o Astaná.

Siempre me gustó el maillot amarillo chillón, llamativo y diferente de este equipo, destacando en el pelotón. Desgraciadamente están destacando por otras cosas.

 

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*