Recta final de la Vuelta a España 2014

La Volta a Galicia ya no es una carrera del calendario profesional, pero este final de Vuelta la va a rescatar a lo grande.

La Volta a Galicia ya no es una carrera del calendario profesional, pero este final de Vuelta la va a rescatar a lo grande.

La Vuelta ha llegado a su parte final. Una particular Vuelta a Galicia de 5 etapas, como la extinta carrera profesional gallega, que tuvo en Miguel Indurain a su más ilustre ganador, en 1995, año en que ganó su último Tour.

Esta recta final de carrera, presenta un recorrido que recuerda a aquellas (Extintas a nivel profesional) vueltas de 5 días a Galicia, Aragón, Comunidad Valenciana o recientemente Asturias. Abre con una etapa llana con final en La Coruña, que ha ganado Degenkolb. Los continuos repechos gallegos sin embargo hicieron al pelotón exprimirse para cazar la fuga, donde iba Favilli, Teklehaimanot, Dennis y el muy buen corredor Bob Jungels, de 21 años. Degenkolb ha sumado su 4º victoria, sí, cuarta. Decían muchos que esta Vuelta era malísima para los sprinters. Cancellara acabó tercero el sprint.

Sigue esta ronda gallega con una segunda etapa con final en la corta subida de Monte Castrove por donde pasarán dos veces en los últimos 30 km. A continuación una nueva etapa con trampa, con final en terreno de repechos y un segunda a 15 km de meta. Terreno para intentar que llegue una escapada o para medir las fuerzas que les queden a los equipos de sprinters en la etapa 19 y con perfil rompepiernas. En la 4º etapa de este final gallego se encuentra la montaña y final en alto de Ancares. Un etapa de montaña dura, probablemente la que más tras la etapa reina de La Farrapona. Son 185 km, una distancia superior a la habitual en esta Vuelta, y con varios puertos previos, con el añadido de ser ya la antepenúltima etapa de carrera, con lo que ello debe significar para las piernas y el cuerpo de los ciclistas.

Para cerrar la Vuelta, en la 5º etapa gallega y 21º total, hay una crono de 9,7 km llana por Santiago de Compostela. Por su longitud y características bien podría decirse que es típica de una pequeña Vuelta a Galicia, o de un prólogo. En este caso es un epílogo donde Cancellara o Froome optarán al triunfo, y donde podrían limarse diferencias de unos 30 segundos como mucho en la general, que podrían eso sí ser suficientes para que haya alguna plaza del top-10 o incluso podio en juego.

Ni Contador -porque no debe- ni seguramente Froome -porque confiará sus posibilidades en su renacida forma en este final, a batir al líder en Ancares y el epílogo CRI-, atacarán salvo en el puerto final. Seguramente tampoco lo hagan Valverde o Rodríguez, aunque sea su única opción de victoria, frente a luchar por un podio que ya tienen repetido, pero que bien vale y que dudo que arriesguen ante el rival.

No estaría mal que lo intentara alguno de los siguientes del top-10, como por ejemplo Daniel Martin, que lo ha intentado casi a diario, y siempre sin suerte. O el buen francés Warren Barguil. O porque no, Aru, que es 5º y tiene al 6º a un margen de seguridad de casi 3′. Mucho más que ganar, que perder tiene el italiano.

Quien no lo va a intentar seguro ya, es Robert Gesink. El holandés, que ha firmado una temporada en blanco con operación incluída, iba 7º en la general, pero va a abandonar según ha confirmado debido a que su esposa, embarazada, ha tenido complicaciones y tuvo que ser operada la semana pasada. Una lástima para un corredor del que se esperaba mucho más y que de momento vive estancado en su carrera, con pocas actuaciones y logros para recordarle. Quizá aún vuelva con fuerza para las últimas clásicas de la temporada.

Beneficiado del abandono del holandés -deportivamente hablando- es Samuel Sánchez, quien va camino de firmar un top-10 que supondrá su mejor resultado de la temporada. Un año en el que -a su edad además- estuvo realmente cerca de quedarse sin equipo. Es meritorio que siguiendo su estilo, regular, vaya a conseguir un top-10 en una carrera con tan buena participación, siendo el mejor clasificado de su equipo en la general, BMC. No seré yo quien le reproche nada a la Vuelta que está haciendo. Acorde a sus características actuales y su veteranía, sin haber destacado nunca en cabeza, haber tirado de un grupo, atacado o mostrado sus fuerzas en carrera, la regularidad del asturiano le va a valer y me parece muy respetable. Creo sinceramente que ha aprovechado y ha hecho bien su carrera, inteligente, conociendo sus limitaciones y sus virtudes todavía. A lo Zubeldia en el Tour.

Tampoco ha sido una carrera donde el recorrido se preste a los ataque de lejos de los hombres de la general. Está diseñada para que se la jueguen en el último puerto. Lo de colocar montaña y que el final no sea en alto no lo veremos, no ha sido contemplado como posibilidad

Estas etapas muy a menudo dan mucho más juego que las de cuesta final.

—————————————————————————————————————————–

Muy cerca de este final en Ancares, puerto a caballo entre Galicia y León, se encuentra la localidad de Ponferrada, donde se disputará el Mundial de Ciclismo del día 21 al 28. La Vuelta acaba el 14.

Alberto Contador por cierto, acaba de anunciar que renuncia a correrlo. Resulta algo sorprendente que no dispute una de las carreras más importantes del calendario ciclista, cuando viene de exhibir un altísimo nivel de forma en la Vuelta, y que probablemente gane este domingo además. ¿Por qué razón no acude una semana más tarde al Mundial? Quizá porque presenta un recorrido en el que la cantidad de rivales se multiplica, o porque no quiere verse a la sombra de Valverde u otros, también se dice.

Un servidor no acaba de entender que por mucho que su especialidad no sean las clásicas, o su punta de velocidad inferior a la de otros rivales, el corredor español más en forma, que quizás en unos días gane la Vuelta, no vaya dos semanas después a una carrera tan importante.

Es cierto que las ascensiones quizá no sean lo suficientemente duras para alguien como él, sin embargo la última subida al Mirador se corona a 4 km de la llegada, favorables, de manera que un corte o un pequeño grupo podría salir de ahí hacia la meta. Y Contador podría tener esa capacidad de seleccionar un grupo, o responder a algún ataque en esta o la anterior subida.

No es la única sorpresa, Cancellara también ha renunciado al Mundial CRI para centrarse solo en la ruta, a pesar de que tenía medalla prácticamente asegurada. Tony Martin pasa de ser el favorito a claro favorito ahora.

Kwiatkowski ha ganado la etapa y es líder en el Tour de Gran Bretaña, donde también están Wiggins o Chavanel.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*