Sentenciada la Vuelta a España 2014

La Vuelta a Galicia de 5 etapas con la que ha finalizado la gran ronda española, no ha conseguido mover ninguna de las 5 primeras plazas de la general, que siguen igual que llegaron a la comunidad del noroeste español, salvo el intercambio en la posición del podio entre Froome y Valverde.

Una última semana, que como ya apuntaba en el último post, parecía una total réplica de aquellas vueltas de 5 días desaparecidas, concretamente una Vuelta a Galicia, como ha apuntado también el blog de Ciclismo2005, coincidiendo con éste, pero bien podría ser una a Aragón, Comunidad Valenciana o Setmana Catalana. Un sprint en el que se impuso Degenkolb, no sin dificultades ante el vaivén de repechos y la escapada. Es la cuarta victoria del alemán en una Vuelta que fue calificada por diversos medios especializados en ciclismo, como horrible para los velocistas. Yo no creo que haya sido para tanto, ha habido 6 llegadas puras y especialmente en la primera semana. Una media montaña con puerto antes de meta, algo casi inaudito en esta edición, donde los favoritos se midieron como en cualquier final en alto, ganando Aru y atacado Froome. Otro sprint frustrado por el rompepiernas territorio gallego en el que se impuso Adam Hansen del Lotto, -probablemente el equipo con el diseño de equipación más bonito en este 2014- en un bonito final de etapa donde no había fuerzas para controlar los ataques por parte de los equipos de sprinters. Un sprint, media montaña, terreno ondulado y ahora el final en alto en Ancares.

La dura subida a Ancares, ha sido de las mejores de esta Vuelta, sin embargo finalmente no movió ninguna posición entre los 5º primeros de la general. Rodríguez intentó el ataque de lejos en el puerto con muy buen criterio. Cuarto en la general, estaba obligado a intentarlo de esta manera si quería subirse al podio y lo hizo como no lo había hecho en toda la carrera. Tarde, eso sí, el último día de montaña y por obligación. Más valiente hubiera sido intentar un ataque así en la segunda semana, donde Froome no era el mismo y sufría, pero ahí perdió su oportunidad. No obstante buen ataque el de ayer, llegando a lograr diferencias que le acercaban al cajón y a ganar la etapa que se le resiste este año. Si no hubiera atacado tan lejos de coronar nadie lo hubiera entendido, condenado a verse superado por la lucha Contador-Froome yendo a rueda.

El último ingrediente que falta para una pequeña vuelta de 5 días es una contrarreloj, generalmente corta, que no supere los 20-25km. En esta Vuelta, el telón se cierra con una de 9,7km, un prólogo -epílogo en este caso-, y al parecer bastante técnico y lleno de rotondas, limitando la entrega de fuerza y el rodar de los especialistas, además de aumentando el riesgo de caídas el último día de carrera por jugársela. Y que no llueva en Galicia claro. Una etapa tan incomprensible y de cara a la galería como la CRE con la que empezó todo.

Estos son todos los elementos que componen una Vuelta a Galicia, extinta, pero ahora rescatada a lo grande. El territorio da juego para hacer etapas bonitas y variadas. La general ya no se moverá, y el ganador, Alberto Contador ha sido el más fuerte en las 3 semanas. Solo en inglés de Sky ha intentado detronarle con una mejoría notable en esta última semana de carrera, cuando estábamos acostrumbrados a verle sufrir, cerrar el grupo de favoritos y quedarse cortado en cada cambio de ritmo, momentos que no aprovecharon sus rivales para distanciarle.

Por lo visto, el podio justo: con un Froome venido a más en la última semana y con un Valverde al que solo le ha podido su puntito menos en la alta montaña respecto a Contador y Froome, pero que ha completado una gran carrera, donde ha sido además inteligente. Ganando etapa, llevando el maillot rojo y finalizando en el podio 3º, además de llegar a trabajar tirando del grupo para Quintana en La Zubia, donde finalmente derrochó fuerza y experiencia para llevarse un gran triunfo de etapa.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*