Y al final, hubo campeón de Liga

Los once de casi siempre

Los once de casi siempre

Hasta el último minuto de una Liga que dura 9 meses y 38 partidos, hubo que esperar para tener campeón: el Atlético de Madrid. Emoción asegurada en la última jornada que hubiera sido mayúscula si el Madrid hubiera tenido opciones también. 1-1 en Barcelona. Un gol más del Barça, aunque hubiera sido en el último segundo, les habría dado un título tan inesperado, que no lo esperaraban ni ellos mismos. A decir verdad, no lo esperaron desde que perdieron la final de Copa.

Por lo visto durante todos estos meses, el Atlético es justo campeón. Los números están ahí y el que más puntos saca, es justo vencedor de una competición que se basa en eso.

Sus grandes rivales Barcelona y Real Madrid se encargaron de perder las opciones que tenían y las que el campeón les regaló en las últimas jornadas contra Levante y Málaga.

El Real Madrid, dependía de sí mismo para ser campeón, pero un empate ante el Valencia, que no se jugaba nada ya y venía de una eliminatoria intensa contra el Sevilla, y dos derrotas ante Valladolid (ahora, en segunda) y Celta (Ya salvado) cortaron de raíz cualquier esperanza. Sacó prácticamente lo mínimo, 1 punto de 9 posibles. El bajón general físico, lesiones y rotaciones hicieron el resto, tras haber eliminado al Bayern contundentemente. Tienen la Copa y el potente cartucho de la final de Champions todavía.

Hasta luego

Hasta luego

El Barcelona, por su parte, a pesar de llegar con intactas opciones al último partido, tiró la temporada incluso antes que el Real Madrid. Desde que fue eliminado en Champions y perdió la final de Copa, que se presentó como un último cartucho, finalmente mojado. A partir de ahí todo es más o menos conocido: un entrenador con los dos pies en la calle, jugadores con un pie en la misma, una estrella que juega al 50% y cuya renovación se aplaza hasta el momento decisivo de la temporada, un nuevo entrenador anunciado, también lesiones, y ante todo, el mensaje trasnmitido: Hay que pensar en la próxima temporada. Como Ferrari en las cuartas carreras de la F1.

Así pues el Atlético de Madrid, no solo ha sabido aprovechar los descuidos de los gigantes, sino que ha firmado 90 puntos para ganar el título. Título que por cierto, no le fue entregado al final de la última y decisiva jornada como se hace en otros campeonatos mejor gestionados. Dicen que porque Villar, estaba de viaje. Así nos va. También con el fútbol.

El campeón ha formado una plantilla de rendimiento altísimo con jugadores de nivel medio, de alta solidaridad, que sabe a lo que juega y que ha mostrado un nivel físico excepcional. Ha jugado con un once muy definido toda la temporada y con el apoyo de muy pocos suplentes; casi siempre los mismos en este rol.

Ahí van:

Courtois: El mejor portero de Europa actualmente y de la Liga junto a Keylor Navas. Llegó cedido siendo un portero muy joven y muy desconocido que solo había jugado en la liga belga. Con la misión de sustituir a De Gea, no solo cumplió sino que ha terminado por convertirse en el mejor portero del Atlético en muchos años. Ahora es una estrella. Puede volver al Chelsea, lo que es un misterio es que no lo haya hecho ya. Cosas de Mou.

Juanfran: Dueño absoluto del lateral derecho, y que ha llegado a alcanzar la selección gracias a su papel en el Atlético en las últimas temporadas. Su reconversión a lateral y su estado físico han sido el adalid de su consagración. Vino de Osasuna.

Godín y Miranda: Los dos centrales han sido titularísimos, se han consolidado como pareja, indiscutibles. Alderweireld solo ha jugado cuando alguno de ellos no podía o debía estar. Sus cabezas son claves al defender y atacar a balón parado. La de Godín concretamente dio el empate que valió el título frente al Barça. Ambos de nivel medio-alto pocedentes del Villarreal y Sao Paulo respectivamente.

Filipe Luis: Procedente del Deportivo, donde sufrió una grave lesión de tobillo en 2010, tras consolidarse en el lateral izquierdo coruñés. Llego recién salido de ella.

Koke, Gabi,  y Turan: Han sido indiscutibles todo el año. Uno canterano, el otro procedente del agonizante Zaragoza por 3 M€ y el turco del Galatasaray por 13 M. Los tres han firmado un temporadón, han sido pilares fundamentales y ahoran rozan la categoría de estrellas.

Raúl García: Otro indiscutible, ha jugado en el medio o como mediapunta, según vinieran dadas. Saliendo del banquillo algunas veces. Llegó a ser transferible hasta el punto que regresó cedido a su Osasuna de origen, pero con Simeone encajó. Se ha destapado como goleador inesperado. 18 goles.

Villa: Llegó como una oportunidad al no entrar en los planes del Barça. Su trayectoria y experiencia le avalan y aunque se ha mostrado irregular en números y titularidades y suele perderse varios partidos por lesión cada temporada. Su nivel aparece cuando está físicamente bien y ha aportado 15 goles que podrían haber sido más.

Diego Costa: La referencia arriba, se ha convertido en estrella del club, por sus goles y personalidad, aunque para mí no supera a Courtois. Llegó a España con el Celta procedente de Portugal y fue rulando por ahí con decentes números hasta que el Atlético se hizo con él y lo cedió al Rayo. A partir de ahí su progresión en primera ha alcanzado su punto álgido esta temporada. Suple con su fuerza y personalidad sus carencias estilísticas.

Estos son los 10 indiscutibles de Simeone, a los que hay que añadir a Mario Suárez o Tiago en la medular, aunque han jugado un número de partidos ligeramente menor. Total 12 hombres.

Diego o Adrián prácticamente han quedado en el rol de suplentes con minutos y pocas titularidades; normalmente por ausencias de otros. Por su calidad es una pena que no hayan gozado de más minutos.

Sosa y Rodríguez (el Cebolla). Otros dos suplentes indiscutibles, que han participado casi siempre pero desde el banquillo. Su físico y trabajo les ha dado esta oportunidad con el Cholo.

Hasta aquí los +4 del Cholo. Suman 16 jugadores, pero 12 son los que han cargado prácticamente con todo

Y luego están los residuales Alderweireld, Manquillo, Insúa, Óliver, Aranzubía, Baptistao….que han pasado la temporada prácticamente con una silla pegada al culo hasta que alguien se lesionaba.

Un sistema claro, un bloque muy definido, curtidos y físicamente aplastantes y con una mínima concesión de errores. Todo esto junto al mejor portero de Europa, la calidad de Turan y los goles de Costa le han dado una Liga y ya veremos si su primera Champions.

Este Atlético es la versión 2.0 del Valencia de Rafa Benítez.

 

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*